HISTORIA GENERAL.

Muchos jóvenes zapotecos durante los comienzos de los 90’s, nos encaminamos a un proceso de desacierto, salir de la comunidad para “ser alguien”, ser diferente, estudiar, trabajar, llegar a la escuela o la ciudad siendo discriminado por la manera de hablar, de vestirse y por el color de la piel, “Oaxacos” nos llamaban. Pero con el levantamiento armado en chiapas con el Ejército Zapatista de Liberación Nacional en 1994, viene una sacudida de conciencia, de ser el espejo de la realidad en la que nos encontrábamos, y así reencontrarnos con nosotros mismos, algunos crecimos con procesos desde la educación misma en la escuela pública, otros desde los senos de la Iglesia Católica bajo el trabajo de la Teología de la Liberación, otros con la formación de presencia indígena en las Universidades, formamos parte de grupos de trabajo, que nos tocó conocer realidades distintas de nuestro país, visitar lugares y darnos cuenta que la poblemática era la misma, aquí y allá, presenciando foros, talleres etc.

A muchos nos toca la fortuna de regresar a nuestras comunidades, algunos de nosotros la fortuna o desgracia de realizar un cargo, otros de un servicio social universitario, y pisar tierra firme en los principios del nuevo milenio, con nuevos problemas culturales, politicos, religiosos y sociales en nuestra región, con el sueño de trabajar para el desarrollo de nuestras comunidades, nos enfrentamos con procesos díficiles de acompañamiento por cacicazgos políticos existentes, por exigencias clientelares de partidos politícos, por la falta de credibilidad con las instituciones gubernamentales, y muchas veces por fanatismos religiosos; tiempo despues por la misma sobrevivencia, algunos trabajamos para organizaciones, otros para instituciones oficiales, sin embargo, el trabajo no se mostraba y se condicionaba cada proceso por el cual se tenía que empezar y aceptar las condicionantes y al final de año terminar en un rotundo fracaso, por lo que decidimos juntarnos en el año 2004 algunos jóvenes con la idea de hacer algo desde lo propio, con lo que se tenga y tocar puertas con aquellos que dicidieran trabajar sin mas motivos que “hacer el bien sin mirar a quien”.

Sin embargo, se continuaba trabajando individualmente en donde se requería, por lo que en el año de 2005, unos de nosotros es galardonado con el Premio Nacional de la Juventud Indígena 2005 en el área de Educación y Desarrollo Comunitario, por lo que se refuerza a trabajar con mas impetu, pero se veía que muchas veces al trabajar desde la comunidad misma y con las autoridades, muchas ocasiones se iniciaba un proceso y la autoridad en turno trabajan con muchas ganas y facilitaba el proceso, en el año siguiente se nombraba otra autoridad tradicional y no quería seguir con el proceso, por lo que algunos procesos se truncaban, aunque la asamblea comunitaria daba el mandato, pues todos los servicios comunitarios han y siguen siendo sin percibir un ingreso, como se ha dicho ha sido por el sistema de cargos. Observando esto, y al conocer y vivir experiencias de distintas organizaciones como la de la Organizacion de Pueblo Unidos del Rincón de la Sierra Juarez (PURSJO), Union de Organizaciones de la Sierra Juárez de Oaxaca (UNOSJO), Servicios del Pueblo Mixe (SER) y el Consejo Indígena Popular de Oaxaca Ricardo Flores Magon (CIPO-RFM), se decide constituir en el año de 2006 la Fundación de Santa María Para la Promoción Indígena y Agroforestal A. C. Con personalida juridica y patrimonio propio, por lo se comienza a tocar puertas, que con buena voluntad en los primeros en atender estas respuestas son Ideas Comunitarias A. C., con un pequeño capital semilla y la formación de recursos humanos a través de la Escuela del Bien del Común.

Por un tiempo se mantuvo oculto trabajando como organización, pues con los primeros trabajos se empezarón a tener ataques de diferentes sectores, pues no se había visto una presencia de una sociedad civil propia dentro de un esquema comunitario y regional, y hoy despues de casi 8 años de trabajo, la claridad en los objetivos y en los trabajos ha sido clara: “SERVIR A LA VIDA ALEGRE, SENCILLA Y SUSTENTABLE”, tomando en cuenta en el principio de “EL RESPETO AL DERECHO AJENO ES LA PAZ”